martes, 14 de septiembre de 2010

La felicidad


Una poesía de mi infancia empezaba así :
"Le bonheur est dans le pré. Cours-y vite, cours-y vite.
Le bonheur est dans le pré. Cours-y vite, il va filer.
Si tu veux le rattraper, cours-y vite, cours-y vite.
Si tu veux le rattraper, cours-y vite, il va filer."
Y traducido :
"La felicidad está en el prado. Corre rapido, corre rapido.
La felicidad está en el prado. Corre rapido, se va a escapar.
Si la quieres alcanzar, corre rapido, corre rapido.
Si la quieres alcanzar, corre rapido, se va a escapar."

Este poema de Paul Fort que tanto me fascinaba de pequeña es el reflejo de una sociedad.
Todos deseamos alcanzar la felicidad!!
Pero nos enseñan que debemos correr.
Nos enseñan que se nos escapa.
Y en eso nos quedamos.
Incluso de pequeña me producía una ligera ansiedad.
Como de mayores no vamos a tener estress!!!!
Corriendo detrás de lo más importante convertimos nuestra vida en una carrera, en una maratón.
Y el problema es que la mayoría del tiempo, alcancemos o no nuestras metas, nos sentimos frustados, incompletos.
Este poema acaba diciendo :
"Saute par-dessus la haie, cours-y vite, cours-y vite.
Saute par-dessus la haie, cours-y vite, il a filé!"
Y traducido :
"Salta por encima del seto, corre rapido, corre rapido.
Salta por encima del seto, corre rapido, se ha escapado!"
La misma poesía nos lleva al fracaso!! No llegarás nunca a alcanzar la felicidad! Se te escapará por mucho que corras!!
Deberíamos reflexionar sobre lo que enseñamos a nuestros hijos......
Porque se nos pasa una cosa importante.... La felicidad esta en el prado. Paul Ford nos describe que está entre el tomillo y el hinojo, está entre los cuernos del macho cabrío, entre las aguas del manantial, entre manzano y cerezo.....
Será el paraiso??? Sera el jardín del Edén??
Quién no se ha dado una vuelta por el campo y se ha sentido feliz?
Quizás eso sea la verdadera felicidad.......
Quizás eso sea el paraíso.......

5 comentarios:

  1. Pues sí Sylvia. Hace muchos años las cosas no eran así. Ahora se fomenta la competitividad, se intenta apartar al que estorba para llegar más arriba.

    Competir limpiamente es bueno, pero no debemos olvidarnos de que existen personas que por su configuración nunca podrán llegar.

    Algunos llegan más rápido y otros llegamos más lentos, pero debemos darnos cuenta que la vida es otra cosa.

    No deberiamos haber venido a este mundo a trabajar, pero tenemos que hacerlo. Al menos para subsitir.

    Pero la mente se atrofia si no encuentra otras "diversiones" para pasar el resto del tiempo: La Familia, Los Amigos, El Romero, La Rosa o la bicicleta.

    Todo ello requiere siempre esfuerzo: Para saber perdonar, para dar lo que piden, para que crezca sano o para aumentar la capacidad pulmonar.

    La mente que no evoluciona se queda estancada y se muere.

    Bueno, tendré que pedir disculpas por este rollo.

    Un saludo desde Oviedo

    ResponderEliminar
  2. No ha sido un rollo!!! Ahora me toca a mi reflexionar sobre lo que has dicho porque yo hablaba de la felicidad y del campo y del placer de las cosas sencillas....
    Muchas gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. Una vuelta por tu blog y me ha gustado, ánimos...

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Dorisalon por los ánimos

    ResponderEliminar